El desafio Zambia 2018

Por fin, tras más de 6 meses de esfuerzo, los intrépidos manchegos del QUIJOTE TEAM han alcanzado su objetivo: recaudar los fondos necesarios para que 400 niños y niñas de una escuela de primaria de Zambia tengan un futuro mejor. Llenos de alegría e ilusión se preparan para realizar uno de los viajes más apasionante de sus vidas
[Img #290602]

“Desafío Zambia 2018”, proyecto de QUIJOTE TEAM que cuenta con la colaboración de Fundación COSEA y Energía sin Fronteras, por fin verá la luz este verano. Este bonito proyecto en beneficio de la ONG KUBUKA, centra su ayuda en los niños y niñas de la Escuela Comunitaria de KASIYA, situada a unos 22 Km de Livingstone, Zambia. Su objetivo: mejorar su educación mediante la construcción de las viviendas que el gobierno requiere para dotar de profesores titulados al centro escolar, iluminar todo el centro con energía solar fotovoltaica, y proporcionarles mobiliario y material escolar (pupitres, pizarras, tizas, cuadernos, libros y juegos).



   Para la recaudación de fondos, estos “quijotes” lanzaron un crowdfunding hace 6 meses y justo hoy se da por concluido. Desi y Celia, de QUIJOTE TEAM, nos cuentan emocionados: “nos han apoyado unas 170 personas, y hemos recaudado más de 30.000€, una cifra muy por encima del objetivo inicial. Es precioso sentir el apoyo incondicional de tus amigos y familiares para una causa así. Esto nos anima a seguir adelante con nuevos proyectos.”



   La población de Kasiya en edad escolar es muy elevada, contando sólo en educación primaria con más de 1.000 niños y niñas menores de 12 años. La Escuela Comunitaria de KASIYA es el único colegio de la comunidad, construido en noviembre de 2016 por KUBUKA, financiado por Intelect Search, con la intención de evitar a los niños y niñas de la comarca la necesidad de andar hasta 12 km diarios para ir al colegio.



   El reto “Desafío Zambia 2018” beneficiará de forma directa a los 183 pequeños escolarizados actualmente en este centro, y a final de año serán unos 400 niños y niñas los que podrán acudir al colegio gracias a la ampliación de la escuela que se está llevando a cabo. De forma indirecta beneficiará a los 3.500 habitantes de la Comunidad de Kasiya. Todo ello con la ayuda y dedicación incondicional de la ONG KUBUKA sobre el terreno.
Según nos cuenta Dani, uno de los fundadores de QUIJOTE TEAM: “es precioso que por fin estos niños y niñas vayan a contar con luz en el centro y con profesores titulados porque hasta ahora las clases han sido impartidas por 2 padres voluntarios, casi sin formación. Nos emociona pensar que por fin las cosas van a cambiar, en este remoto lugar, gracias al esfuerzo de todos.” En estos momentos, con todos los fondos necesarios recaudados, se encuentran inmersos ya en el diseño del viaje que realizarán este verano a Kasiya.

Fuente: El Digital

Comentarios